• Bárbara Virginia Peñaloza

Ciberbullying: acoso online



El abuso es cada vez más violento y no finaliza cuando toca el timbre para irse a casa, sino que se traslada a las redes sociales, y la víctima es torturada todo el día, todos los días.

Hoy hablamos de bullying y una de las formas de ejercerlo, tal vez la más cruenta, es el acoso digital o ciberbullying.

El acoso escolar, entre compañeros del colegio existe desde hace tiempo, sin embargo, en los tiempos que corren, somos testigos de una violencia acrecentada y de un discurso de odio e intolerancia que afecta a toda la sociedad, tanto a niños y adolescentes, como adultos.

Por ello la problemática del bullying se ha agudizado, ya que el abuso es cada vez más violento y no finaliza cuando toca el timbre para irse a casa, sino que se traslada a las redes sociales, y la víctima es torturada todo el día, todos los días, desde diversos flancos: Whatsapp, Instagram, Facebook, sólo por mencionar algunas redes sociales.

Las causas del aumento de violencia no pueden analizarse en estas simples líneas, pero sí podemos apuntar que el acceso ilimitado que muchos chic@s tienen a información de todo tipo gracias a Internet, los hace principales consumidores de juegos, imágenes y videos de explícita violencia, lo que en muchos casos y sumado a otros factores familiares y sociales (violencia en el seno familiar) da nacimiento a niños con perfiles violentos que canalizan su furia en sus compañeros de escuela.

El ciberbullying entonces puede definirse como una forma de discriminación que se ejerce mediante hostigamiento o violencia digital entre pares, es decir entre niñ@s o adolescentes. Si el que interviene es un adulto, se estará en presencia de otra forma de ciberacoso. Puede consistir en hostigamiento, burlas, amenazas o manipulación, exclusión o violencia psicológica.

En este caso el acoso se efectúa mediante la difusión de imágenes, videos o datos difamatorios que se comparten y viralizan mediante las denominadas TIC´S (Tecnologías y de Información y Comunicación). El hostigamiento on line es mucho más dañino para quien lo padece, puesto que cuando, por ejemplo, una imagen comienza a ser compartida, se vuelve muy difícil frenar la viralización, ya que cada persona que accede a la misma, la puede descargar en su dispositivo y continuar compartiéndola, hasta que la misma llegue incluso a desconocidos. Por ello el maltrato es continuado en el tiempo, provocando en la víctima un daño mayor.

Si el hostigamiento traspasa el círculo de conocidos del que sufre el acoso, y llega a desconocidos, es probable que la viralización se intensifique aún más, producto de la falta de empatía que se produce, en virtud de no poder apreciar el daño que se le provoca a la víctima, al no tener contacto con ella.

En el ciberbullying todos los que comparten, dan me gusta o son indiferentes al hostigamiento online son victamarios, actuando en complicidad con quien comenzó con el acoso.

Por ello es importante que todos frenemos el acoso online, actuando de forma conjunta niños, niñas, adolescentes, padres y docentes. Aquí les dejo algunas recomendaciones:


Si sos indiferente, le das me gusta o compartís sos cómplice del acoso

Para los papás

  • El diálogo es lo primordial. Discutan en familia esta problemática, preguntale a tu hijo qué opina, si alguna vez le pasó, o si a un compañero lo están acosando. Recordá que tu hijo también puede ser el victimario, enseñale que una conducta así no es broma, que puede estar haciendo mucho daño.

  • Si compartís tiempo de calidad con tu hijo, tal vez puedas detectar rápidamente cambios en su comportamiento. Prestá atención si se retrae, se aisla, disminuye su rendimiento escolar, o si se lo ve triste o angustiado.

  • Es importante que, sin ejercer un control exhaustivo, estés al tanto de lo que tu hijo hace cuando está online. Podés detectar a tiempo si es víctima o victimario.

  • Enseñale a preservar su imagen e intimidad. Muchas veces son las mismas víctimas las que han creado el contenido que luego se usa para acosarlas, como imágenes o videos comprometedores a los que el acosador accede de diversas maneras.

  • Si tu hijo es víctima, dale confianza y apoyo, preguntale cómo podés ayudarlo antes de actuar, tal vez al querer ayudarlo lo pongas en una situación aún más apremiante.

  • Es necesario estar familiarizados con el uso responsable de Internet y redes sociales. Conociendo las herramientas de denuncia y bloqueo que estas ofrecen tal vez puedas ayudarlo. También con una buena configuración de privacidad y una protección mediante contraseñas de los dispositivos de tu hijo podés prevenir que sea víctima de esta terrible práctica.

  • Cuidá la información que vos mismo compartís de tu hijo en las redes, esas fotos que a vos te parecen tan tiernas, tal vez a algún acosador le parezca buen material para hostigar a tu hijo.

Para los docentes y escuelas

  • Es importante que se capaciten para tratar la problemática en el aula. Así como también deben contar con un protocolo de convivencia escolar que abarque el ciberbullying, de acuerdo a lo establecido por la Ley 26.892 del año 2013.

  • Si bien el ciberbullying no ocurre en el ámbito escolar específicamente, el colegio también es responsable por esta conducta, por lo que al ser anoticiado de una caso de hostigamiento online debe actuar.

Para los chic@s

  • Protegé tu imagen y privacidad, jamás compartas una imagen que no harías pública.

  • Configura correctamente la privacidad en tus redes y la seguridad de tus celulares, tablets y netbooks con contraseñas y jamás la compartas. Alguien puede ver las fotos en tu dispositivo y compartirlas sin tu consentimiento.

  • Jamás compartas contenido que pueda dañar los sentimientos de algún compañero o algún otro adolescente, aunque no lo conozcas. Piensa que podría ser tuyo. No seas cómplice del acoso.

  • Si sos víctima de ciberbullying pedí ayuda a algún adulto inmediatamente, no sientas vergüenza, lo que te ocurre NO ES TU CULPA. Mientras antes lo denuncies más rápido podés frenar al acosador.

#ciberbullying #acosovirtual #bullying

33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

En la tarde del jueves, la Legislatura porteña aprobó por unanimidad dos iniciativas relacionadas con el ciberacoso sexual a menores o grooming. Una es "Emma Grooming", una aplicación que difunde info