• Bárbara Virginia Peñaloza

Hijos de la información


“Internet es todavía un mundo salvaje y peligroso. Todo surge allí sin jerarquía. La inmensa cantidad de cosas que circula es peor que la falta de información. El exceso de información provoca amnesia… Demasiada información hace daño... Conocer es cortar, es seleccionar” Umberto Eco

Hablemos de la generación Z, de los post-millennials, que constituyen sin dudas la generación con más acceso a la información de la historia, pero no necesariamente sea la mejor informada.

Los Z son jóvenes hiperconectados, pasan al menos 3 horas al día frente a una computadora y elevan la tendencia multipantalla a 5 pantallas a la vez (tv, móvil, tableta, consola y PC).

Según el informe “Generación Z: el último salto generacional”, elaborado para Atrevia y Deusto Business School, los nativos de esta generación poseen un modo diferente de aprender, son autodidactas y creativos. Es una generación que no lee, para ellos todo pasa por lo visual, y desconfían del sistema educativo tradicional, pues para estos jóvenes, sobreexpuestos a la información, el conocimiento se ha hecho plano, sin jerarquías ni compartimentos.

El desafío de hoy es pensar en una educación que se adapte a las generaciones por venir, lo que nos convierta tal vez en testigos de una revolución educativa, en la que se piense a la tecnología como el medio para aprender y no como el fin de la educación o la razón de los fracasos escolares de los estudiantes de esta generación.

La clave está en pensar en una educación completamente diferente, con nuevos modos de aprendizaje, centrados en lo vocacional y en las experiencias, con metodologías participativas que lleven a los educandos a interactuar activamente, con las herramientas tecnológicas que ellos conocen. El sistema educativo también debe contemplar que se está ante jóvenes acostumbrados a la inmediatez y eficiencia que proporciona la tecnología, por lo que será un desafío lograr que acepten que el aprendizaje es un proceso que les llevará algo de tiempo.

Finalmente, destacamos la importancia de la educación en la familia, pues estos nativos digitales que parecieran desenvolverse en el medio digital como peces en el agua están expuestos a riesgos como la adicción tecnológica y a otros peligros relacionados con la privacidad, el acoso o ciberbullying y el cibercrimen, principalmente el delito de grooming.

La frase citada se encuentra más vigente que nunca, Internet es todavía un mundo salvaje y peligroso y los nativos digitales, maduros y autosuficientes, necesitan una guía para navegar entre tanta información.

La generación Z no necesita transmisión de contenidos, la información la tienen ya a su alcance y en exceso, en alguna de las 5 pantallas que pueden consultar a la vez. Lo que necesita esta generación y seguramente las que le sigan, es una educación que les enseñe a cómo engendrar un pensamiento crítico para filtrar, seleccionar y combinar la información a la que acceden deliberadamente, allí estará el éxito del sistema educativo. “Conocer hoy es saber seleccionar

#generacionz #postmillennials #grooming #educacion #informacion

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Esta semana WhatsApp celebró los 8 años de su lanzamiento con el rediseño de su función “estados”. Ahora, en vez de textos como “Disponible”, “En la escuela” o “Hey there I am using WhatsApp”; ustedes